¿Qué puedes hacer en tu startup para salir a tope del coronavirus?

A día de hoy pocos lugares quedan ya ajenos al Coronavirus, que aunque no está afectando a todos los sectores por igual, siembra el caos allá por donde pasa.

Un ejemplo lo encontramos en el ecosistema emprendedor de Barcelona, que ha pasado de estar en su mejor momento demostrando su fuerza con la organización del Tech Spirit a finales de febrero, a buscar soluciones para poder sobrevivir nadie sabe durante cuánto tiempo.

Ahora pues el panorama está complicado, la incertidumbre es muy grande para todos, pero en especial para las Startups, que suelen priorizar el crecimiento a la rentabilidad y constantemente invierten su liquidez.

Se han paralizado inversiones, negociaciones y rondas de financiación, y las propuestas por parte del Gobierno son, por ahora, insuficientes. Un cóctel de alarmas que hace pensar en la posible desaparición de muchas Startups que no cuentan con el dinero suficiente para resistir algunos meses sin ingresos, o con muy pocos, y con unos gastos que cuestan de reducir.

Según las previsiones de CB Insights las rondas de financiación se ralentizarán durante los próximos trimestres y el cierre de las Universidades supondrá un parón en el apoyo ofrecido por los aceleradores académicos y las incubadoras, de modo que la opción más estable parecen ser las subvenciones públicas y la financiación nacional, aunque su solicitud puede ser complicada de completar y en muchos casos será necesario el apoyo externo.

Pero más allá de las previsiones y noticias de los medios de comunicación sobre este tema creo que merece la pena especificar y contar de primera mano lo que estamos viviendo. Nosotros nos hemos reunido con nuestros inversores principales, Draper B1, y el mensaje ha sido rotundo: es tiempo de valientes, será difícil levantar capital este año, así que hay que prepararse para ir a por todas

Y estas son las razones:

  • Los fondos están reservando dinero para rescatar aquellas participadas que merezcan la pena
  • Las valoraciones de compañías ya son menores por el parón económico, así que nadie va invertir ahora, si puede conseguir mejor deal en un futuro cercano
  • El entorno de incertidumbre es tal, que todo el mundo tiene miedo y nadie quiere dar un paso en falso. Todas las negociaciones en curso se han parado y se prevé seguir así durante meses
  • Salvo que esta crisis te ayude, en el caso de estar en el sector médico, learning online u cualquier otro que se beneficie de las condiciones actuales, el futuro pinta negro

Nosotros con su apoyo y el de otros inversores como Wa4steam o Rocasalavatella estamos haciendo lo siguiente:

  1. No venirse abajo y seguir trabajando a tope. La actividad mental es un gran remedio para el confinamiento 
  2. Buscar oportunidades en esta crisis. ¿Puede nuestra solución ser adaptada para vencer a este dichoso bicho? Os sorprendería que fuerza tiene esa aptitud 
  3. Apretarse el cinturón, que ya vendrán tiempos mejores. Toca evaluar reducción de gastos, negociación con proveedores, etc.

Después de darnos todas estas explicaciones, la petición por su parte es clarísima. Por favor dime cómo vas a resistir y a rebajar todo coste posible. Entre tanto intenta encontrar oportunidades y salir reforzado de todo esto. No hay más consejos estratégicos…solo reduce costes, sé creativo y prepárate para la guerra. 

Sabemos que es lo esperado, pero aunque lo hayas leído mil veces en los periódicos, cuando te toca vivirlo y asumirlo en carne propia, todo lo que esperas de esta terrible crisis se materializa de golpe… y hay que adaptarse!

Por todo ello, en la última parte de “apretarse el cinturón” que es la más transversal,  y por si os sirve de consejo de alguien que ha estado estudiando las alternativas, queremos compartir con vosotros algunas acciones a considerar para hacer frente a este complejo y surrealista escenario, propio de una película de ciencia ficción.

Reducir Gastos: En especial aquellos que no sean estratégicos, y quedarse por un tiempo, únicamente con los imprescindibles. Una opción para decidir cuáles eliminar, es hacer un listado enumerando todos los gastos por área, y ordenarlos por volumen e importancia teniendo en cuenta el bottom line.

Aumentar la Liquidez: Buscando alternativas para obtener ingresos. Si eres de los que tienes producto busca por ejemplo liquidar el stock en países en los que ya están superando la crisis, o acudiendo a bancos, para abrir líneas de crédito que pueden suponer un respiro si esto se alarga, y que pueden ser canceladas si acaban siendo innecesarias, o apostar por los inversores que un día creyeron en nosotros, emitiendo instrumentos de deuda a largo plazo o prometiendo rentabilidades.

–  ERTE: La palabra de moda este mes. Es desagradable pero puede ser otra solución para mantener la liquidez si haces un ERTE con reducción de jornada por ejemplo, que reparte las pérdidas entre ambas partes, y permite mantener un poco el ritmo de trabajo.

Negociación con Proveedores: Imprescindible. Puedes negociar con tus proveedores de confianza el aplazamiento o reducción de los pagos, aunque este punto es delicado, porque puede causar un efecto-cadena, y la solidaridad en este momento, es crucial.

Esto era lo obvio, ahora queda la esperanza. Sigue positivo y adelántate al cambio: Algo bueno se puede sacar! 

Aprovecha estos días en “Stand By” para reflexionar sobre una posible transformación del comportamiento del consumidor después de esta crisis, que seguro que no dejará a nadie indiferente.

Aunque el vaso se haya vaciado un poco, tenemos motivos para seguir viéndolo medio lleno, porque esto pasará, y nosotros seremos más fuertes.

Suerte y a por todas!